Cuatro cartas, un remitente.

9:48 PM

Carta uno: 

Para: Mi guitarra.

Si me preguntan alguna vez ¿sin que no puedes vivir? diría que sin ti. Eres lo único que me ha acompañado en TODOS los momentos de mi vida, que deja que me desahogue cada vez que lo necesito, que celebra conmigo en los momentos de gloria, y que ha llevado tantos golpes como yo. Y que dentro de todo eso tienes un significado mas que especial en mi vida.
Gracias por todo, aun tenemos un largo camino por recorrer, seria feliz perdida en el fin del mundo solo contigo.

Siempre tuya, Mar. 


Carta dos: 

Para: Él

Si alguna vez, solo si alguna vez decides volver solo le ruego a dios, estar aun aquí, esperándote. Que seas capaz de cumplir todas las promesas que me hiciste y que hagas muchísimas mas, que me hagas feliz como solo tu sabes hacerme, que me abraces y me mires como antes, dame eso y soy feliz dos segundos mas de lo habitual.

Te quiero.

Siempre tuya, Mar. 


Carta tres: 

Para: Mi mejor amiga.

No me dejes, es lo único que te puedo decir, porque sin ti no soy nada amiga, la única capaz de hacerme recapacitar cuando lo necesito, la que me dice que me calle y que piense las cosas dos veces, la que me advierte y aun así me consuela cuando las cosas me salen mal, eres tu, la m e j o r. 

Te amo.

Siempre tuya, Mar. 

Carta cuatro: 

Para: Ustedes mamá y papá.

Nunca me alcanzara la vida para darles las gracias por todo lo que han hecho por mi, y por todo lo que se que me ayudaran en lo que me falta por vivir, porque sin ustedes no soy nada, no soy nadie. Solo un frasco vacío, mil y un gracias por apoyarme en todo momento, por apreciarme, y por amarme como soy. Por complacerme en TODO, y por hacerme cada día mas feliz.


Siempre de ustedes, Mar. 




You Might Also Like

0 comentarios

¿Something to say?